Una chica en mexico: La leyenda del Maíz
***** Visitanos http://unachicaenmexico.wix.com/inicio Recuerda escribir completa la página junto con inicio o no se abrira (errores de wix)***** ***** Visitanos http://unachicaenmexico.wix.com/inicio Recuerda escribir completa la página junto con inicio o no se abrira (errores de wix)***** ***** Visitanos http://unachicaenmexico.wix.com/inicio Recuerda escribir completa la página junto con inicio o no se abrira (errores de wix)***** ***** Visitanos http://unachicaenmexico.wix.com/inicio Recuerda escribir completa la página junto con inicio o no se abrira (errores de wix)***** ***** Visitanos http://unachicaenmexico.wix.com/inicio Recuerda escribir completa la página junto con inicio o no se abrira (errores de wix)*****

La leyenda del Maíz

Quetzalcoatl
Cuentan que antes de la llegada de Quetzalcóatl, los aztecas sólo comían raíces y animales que cazaban.
No tenían maíz, pues este cereal tan alimenticio para ellos, estaba escondido detrás de las montañas las cuales eran más que imposibles de cruzar.
Los aztecas oraron a sus dioses para que les ayudasen a pasar a través de las montañas y los antiguos dioses intentaron separar las montañas con su colosal fuerza pero no lo lograron por lo que los dioses les indicaron que debían hablar con el dios Quetzalcóatl .

-Yo se los traeré- les respondió el dios.

Quetzalcóatl no utilizo la fuerza como los otros dioses intentaron hacer el utilizo su astucia y se transformó en una hormiga negra y acompañado de una hormiga roja, marchó a las montañas.
Maiz
El camino era muy peligroso, con grandes dificultades pero Quetzalcóatl se arriesgo, pensando solamente en su pueblo que oraba para que el regresara con bien. En su pequeño cuerpo avanzo a través de los peligros evadiendo los animales mas peligrosos de la región que no lograban verlo por su diminuta estatura y trepo por rocas que ningún otro podría
Quetzalcóatl llegó hasta donde estaba el maíz, y al estar transformado en hormiga, tomó un grano maduro entre sus mandíbulas y emprendió el regreso. Al llegar entregó el prometido grano de maíz a los hambrientos indígenas.
Los aztecas plantaron la semilla y vieron maravillados como crecía la planta la cual dio miles de semillas que plantaron en sus campos y que comenzaron a cosechar y a sembrar nuevamente para tenerlo en abundancia.
El grano fue el milagro que ellos tanto esperaban ya que los convirtió en un pueblo fuerte que construyo grandes ciudades, palacios templos y una historia que hasta hoy no es posible de olvidar.
Los aztecas agradecidos comenzaron a venerar a Quetzalcóatl, el dios amigo de los hombres, el dios que les trajo el maíz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gusta !Unete al blog¡ ;D