Una chica en mexico: La leyenda de la llorona
***** Visitanos http://unachicaenmexico.wix.com/inicio Recuerda escribir completa la página junto con inicio o no se abrira (errores de wix)***** ***** Visitanos http://unachicaenmexico.wix.com/inicio Recuerda escribir completa la página junto con inicio o no se abrira (errores de wix)***** ***** Visitanos http://unachicaenmexico.wix.com/inicio Recuerda escribir completa la página junto con inicio o no se abrira (errores de wix)***** ***** Visitanos http://unachicaenmexico.wix.com/inicio Recuerda escribir completa la página junto con inicio o no se abrira (errores de wix)***** ***** Visitanos http://unachicaenmexico.wix.com/inicio Recuerda escribir completa la página junto con inicio o no se abrira (errores de wix)*****

La leyenda de la llorona

La llorona cargando a su hijo
Una de las leyendas que las maestras nos contaban en época de día de muertos era el de la llorona, recuerdo como todos mis compañeros rogaban a la maestra de ingles que nos relatara como cada año la historia de la llorona mientras apagaban las luces.
De lo que recuerdo es esto.
En la época en la que los españoles llegaron a México una mujer indígena y un caballero español tuvieron amoríos de los que nacieron tres hijos, la indígena era una madre devota la cual cuando los niños comenzaron a crecer y a extrañar a su padre ella pidió que se casaran lo antes posible.
El español que temía a las habladurías del pueblo, que no la amaba y solo la veía como un objeto de pasión se negó y se caso inmediatamente con la hija de un hombre muy rico e importante para que la mujer indígena dejara de hacerse ilusiones con casarse con el.
La mujer loca por la ira, la desilusión y la tristeza tomo a sus hijos que le recordaban a ella al cobarde de ese hombre y ahogo en un lago a los niños (que ahora es el lago de Texcoco).
La mujer después de darse cuenta de lo que había hecho tomo unas piedras y las coloco en su vestido y también se ahogo en el lago.

Desde ese día en las noches las personas comenzaron a escuchar los lamentos de una mujer en las noches, unos gritos espeluznantes y desgarradores que helaban la sangre cuando comenzaban a sonar en la oscuridad.
Después de eso hubo un toque de queda en todo el lugar pero en las noches algunos valientes se asomaban a la puerta y aterrados al día siguiente contaban que vieron a una mujer alta delgada cubierta con un velo blanco como su vestido que flotaba por las calles cubriéndose la cara con unas manos huesudas que al seguirla desaparecía en el lago de Texcoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te gusta !Unete al blog¡ ;D